Cómo viviremos en la Tierra del futuro

Veamos qué ocurrirá en las industrias principales. 

En el futuro, cambiará mucho la manera en que vivimos, trabajamos y viajamos.

Pero gracias a la información, la automatización y la informática, la manera en que interactuamos con el planeta será más inteligente y eficiente.  

Esto es lo que cambiará.

Dependeremos más de la energía renovable y las baterías

Solar Panels

Lo que cambiará: El consumo de energía se dirigirá hacia los recursos eólico y solar en la medida en que estos se hacen más económicos.

Lo que significa: La industria del almacenaje de energía – baterías comerciales – crecerá rápidamente para almacenar la energía obtenida de estas fuentes renovables. Por ejemplo, las turbinas eólicas solo pueden recolectar energía cuando sopla el viento y, de manera similar, los paneles solares dependen de la luz solar para generar energía. Las baterías deben almacenar esa energía para que los consumidores puedan encender sus luces sin ninguna interrupción debida al clima. “El almacenaje de energía hace que las fuentes renovables sean confiables y estén disponibles según la demanda”, dice Roopa Shortt, directora de Desarrollo Comercial de Honeywell, quien se centra en las tendencias del mercado y las innovaciones tecnológicas para satisfacer las nuevas necesidades energéticas.

Las casas y oficinas se convertirán en centrales eléctricas

Solar Panels

Lo que cambiará: Los edificios generarán su propia energía utilizando recursos renovables. Esa generación local de energía proveerá de electricidad a los edificios vecinos y hará contribuciones a la red eléctrica.

Lo que significa: Los edificios tendrán una energía neta nula, al producir el mismo volumen de energía que consumen. Tendrán capacidades diferentes de generación de energía local y de almacenaje. Por ejemplo, tendrán turbinas eólicas en los techos, fachadas fotovoltaicas, biogeneradores, generadores tradicionales, baterías y otras opciones de almacenaje en casa. Los programas informáticos optimizarán las fuentes de energía en función de la forma en que los distintos usuarios optimicen el uso de energía en distintos horarios. "Los edificios inteligentes serán autónomos y se optimizarán automáticamente, lo que les permitirá ser independientes, pero también valiosos contribuyentes a la red de la ciudad inteligente vecina", dijo Deb Learoyd, directora de Administración de Ofertas en Honeywell, quien tiene más de dos décadas de experiencia con edificios conectados.

Nos transportaremos en taxis eléctricos aéreos

Urban Air Mobility Vehicle

Lo que cambiará: Con más de 150 empresas trabajando frenéticamente en vehículos con movilidad aérea urbana (UAM, por sus siglas en inglés), en los próximos años veremos una oleada de nuevos conceptos de taxis aéreos eléctricos. Llegarán al punto de poder volar sin piloto.

Lo que significa: la movilidad aérea urbana describe un novedoso sistema de transporte que utiliza aeronaves eléctricas de despegue vertical para volar en áreas metropolitanas. Los capitales de riesgo están fluyendo hacia el sector y algunas de las empresas líderes ya están trabajando en su tercera o cuarta iteración de prototipos. La mayoría de las empresas tienen planeado que estas aeronaves finalmente vuelen de manera autónoma, eliminando así el peso y los costos de un piloto. El resto de la industria aeroespacial se está preparando para esta nueva era. Una encuesta encargada por Honeywell sugiere que un tercio de las empresas solamente del sector de aviónica, está desarrollando productos UAM, y más de la mitad de ellas ya están haciendo pruebas de vuelo.

Los edificios usarán energía solamente cuando sea necesario

Building

Lo que cambiará: Los edificios responderán a las necesidades emocionales y racionales de las personas que los ocupen. Lo que significa que solamente consumirán energía cuando estén ocupados, optimizando su eficiencia.  

Lo que significa: Una variedad de sensores utilizarán el aprendizaje automático y la inteligencia artificial para proporcionar espacios inteligentes e intuitivos. Los edificios aprenderán de su propio historial de desempeño y mantenimiento para optimizarse constantemente con base en la experiencia.  Todos los sistemas estarán conectados para crear un lago de datos que permita un aprendizaje continuo en iluminación, elevadores, protección contra incendios y sistemas de seguridad. “Un enfoque centrado en los humanos para diseñar, experimentar y administrar edificios, los hará futuristas y capaces de anticipar las necesidades humanas”, dijo Manish Sharma, director de Tecnología de nuestro negocio de tecnologías de la construcción.